Slow Food Illes Balears
Cebollas conservándose a la sombra de una higuera. Formentera © SFIB'10

Biodiversidad Agroalimentaria Local

Debido a la insularidad, lo largo de los siglos los agricultores de las Baleares desarrollaron un profundo conocimiento sobre su entorno, un ejemplo de adaptación al medio y de autosuficiencia. Se creó una vasta cultura rural y agrícola, manifestada en una enorme biopersidad agroalimentaria. El agricultor, el ganadero, el pescador y el elaborador artesano fueron el eje de esta sociedad, llevando a cabo la importante función de garantizar el suministro de alimento. Al tiempo, todos participaban en la configuración del paisaje del medio rural y de una identidad cultural.

 

Pero el boom turístico de los años 60 del siglo pasado precipitó un éxodo masivo del campo a los hoteles, con la consiguiente pérdida de conocimientos y riqueza rural, y la erosión en la gastronomía local, hasta entonces totalmente vinculada al territorio.

 

Posteriormente, la globalización ha provocado que las islas se encuentren en una situación de alarmante dependencia: aproximadamente el 90% del alimento que se consume proviene del exterior. A este hecho hay que sumar la situación agónica del sector primario, en el que la edad media del agricultor es de 63 años, y no existe relevo generacional. Es una situación que puede llevarnos a lamentables y progresivas pérdidas y a la denominada crisis alimentaria:

 

  • Pérdida de autosuficiencia o de soberanía alimentaria.

  • Pérdida de la cultura e identidad gastronómica y cambios en los hábitos alimentarios.

  • Pérdida de biopersidad agroalimentaria local.

  • Pérdida y erosión del paisaje, entorno y medio rural.

 

Patrimonio vegetal

 

El patrimonio de variedades vegetales de las Islas Baleares es uno de los mayores del Estado Español, como puso de manifiesto en 1951 una prospección de variedades en todo el territorio nacional. En las islas se hallaron, por ejemplo, 22 variedades de trigo, mientras que hoy sólo existen 6 variedades cultivadas. El resto ha desaparecido.

 

La Associació de Varietats Locals de les Illes Balears considera que, como mínimo, existen en las islas unas 850 variedades vegetales únicas, aunque no están todas catalogadas. Pero este importante patrimonio genético es desconocido por políticos y consumidores. Slow Food Illes Balears considera que hay que conservarlo. Si desaparecen los agricultores, como está ocurriendo en la actualidad, desaparecerán con ellos las variedades vegetales y las razas autóctonas. Se abren de par en par las puertas a la destrucción completa del paisaje y del territorio.

 

+info:

www.ib.varietatslocals.org

www.apaem.menorca.es

www.racesautoctones.com

www.jardibotanicdesoller.org

 

Listado de recursos fitogenéticos en riesgo de erosión genética:

- Listado de variedades vegetales locales de las Islas Baleares - PDF

- Guía de variedades locales de Menorca - PDF

- Catalogo de variedades locales 2012. Asociación de variedades locales de las Islas Baleares- PDF-

 



Patrocina:

© 2010/ - Slow Food Illes Balears - SFIB.
Diseño web: Fundicion.es